jueves, 11 de agosto de 2016

Tres años de dispensación de la llama violeta para trasmutar karma mundial


Este es un extracto de un dictado del Arcángel Zadquiel y Santa Amatista, dado el 6 de abril de 1996 en el Retiro de Semana Santa de 1996 en el Rancho Royal Teton, Montana y publicado en las Perlas de Sabiduría vol. 41 nº 26.



Invocar la llama violeta

Os pido que hagáis lo siguiente sin pestañear, y que consiste en que os levantéis temprano, para que os pongáis vuestra armadura con el Arcángel Miguel, para invocar la llama violeta, y hacerlo con intensidad. Os pido que hagáis esto por tres años, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, con el apoyo de la Madre Divina Omega. Os pido que os comprometáis con tres años de dedicación donde vuestra llama violeta consumirá la onda oscura del karma que se desencadenó en el mundo.
Vosotros no habéis visto la oscuridad como nosotros la vemos venir. Podéis partir la ola de oscuridad si queréis. O bien, podéis olvidaros de que habéis oído alguna vez este dictado y seguir vuestro camino alegre.
Pero os digo, amados, si vais a permanecer firmes con Saint Germain, y hablo en su nombre, amados, como su portavoz en esta hora, si le ofrecéis a él dar tres años de intenso trabajo con la llama violeta, protección para vuestras naciones y exorcismos del rayo rubí y purgaciones de estos falsos espíritus que habitan en la Tierra, entonces, os mostraremos cómo podemos cambiar una era que se mueve en la oscuridad y más oscuridad dentro de una era de la luz del amanecer que aparece débilmente en el horizonte.
A medida que decretáis por la mañana y el sol sale y lográis ser uno con Helios y Vesta y entráis al corazón de Alfa y Omega, os digo, podéis ser la gente que revierta la marea.
Queda muy poco tiempo, amados. Y si vosotros leéis y leéis bien las señales de los tiempos y las consideráis, deberíais estar conscientes de que hay muy poca esperanza para una civilización positiva y casi nada de esperanza para una era dorada sin vuestra intervención personal.
Hago mi petición a vosotros. ¡Escuchadnos, amados! Si pudierais atraer al redil a muchos quienes decretarían diariamente y si esta gran precipitación de alegría de la presencia de Saint Germain en Sudamérica y la convicción de los corazones de la gente pueda permanecer con ellos, de manera que no se lleven de esto o lo otro por otros dioses, y así sucesivamente, veréis esa revolución. Veréis esa era dorada. Y seréis parte de ella.

Hoy es el punto de retorno

Este es el punto de retorno. Y la mensajera sabe desde hace mucho que la fecha de hoy y de este año es el punto de retorno.
Este día, amados, os pido que decidáis ya sea que reclamaréis la victoria de Saint Germain mediante un servicio extraordinario o simplemente os olvidaréis de este mensaje y seguiréis vuestro camino.
Recordad, amados, que aquellos quienes lucharon en la Revolución Americana, los que lucharon y ganaron contra todas las adversidades – las batallas Termópilas alrededor del planeta – siempre ganada por unos pocos. Y, sí, los serafines encarnaron para asegurarse de que este planeta no se perdiera en la era de Piscis y que entonces no hubiera ninguna era de Acuario en absoluto.
Por consiguiente, mis amados, antes de que salgáis de esta corte, escribid una carta a Saint Germain, haced una copia de la misma, leedla todos los días, y dejad como constancia de lo que vosotros os habéis comprometido en estos tres años por venir.
Entonces, amados, es posible que seáis los únicos y podéis ser los únicos, porque tenéis el conocimiento, la determinación y el fuego – podéis ser precisamente de los que se dirá: “Ellos se mantuvieron firmes. Vieron la oscuridad que venía. ¡Partieron la oscuridad con sus espadas! ¡Partieron la oscuridad con sus espadas! ¡Partieron la oscuridad con sus espadas! Y toda la humanidad dio un paso a través de esa ventana de la brillantez del Sol Central mirando furtivamente a través”.
Para vosotros es la oportunidad de brillar y de ser los victoriosos

No hay comentarios:

Publicar un comentario